Violencia Intrafamiliar – Ezzy

Todos hemos sido agresores o agredidos en algún momento de nuestra vida. Si usted como padre se quiere defender diciendo, “pero es que yo nunca he golpeado a mis hijos” vengo a decirle que el abuso físico no es la única forma de violencia que se puede ejercer sobre los hijos u otras personas. Las personas mayores recordaran la manera en la que se les golpeaba para que obedecieran cuando todavía vivían en sus países natales, o recuerdan cuando su padre llegaba borracho y golpeaba a su madre, o cuando alguna prima o ser querida era golpeada por haber salido embarazada fuera del matrimonio; ustedes al tomar la decisión de no repetir las mismas historias con sus hijos pueden creer que no ejercen ningún tipo de violencia familiar pero no solo las agresiones físicas se consideran maltrato.

¿Conoce o recuerda a alguna persona que los podía someter con solo verlos? ¿Tenía algún conocido que cuando se enojaba con sus hijos les dejaba de hablar y les ignoraba como si no existiesen? ¿Recuerda a algún conocido que se burlaba de usted frente a otras personas para humillarle? ¿Recuerda ver sus padres pelear? ¿Recuerda el miedo y la soledad que sentía cuando escuchaba los gritos y los golpes? A lo mejor sus padres para no “pelear” en público se separaban, esto significaba que el padre se iba con el carro y el dinero y dejaba a su madre sola y sin dinero para que ella “aprendiera la lección”. O ¿si usted fue el mayor de la familia tenía la obligación de cuidar de sus hermanos menores y era castigado si algo les pasaba? Todos estos son ejemplos de abuso intrafamiliar que usted a sufrido o que le esta haciendo sufrir a alguien más.

El maltrato infantil se define en tres formas: la forma activa es el abuso físico, emocional y sexual de un niño; la forma pasiva es el abandono físico y emocional; y la tercera forma de maltrato infantil es cuando los niños son testigos de violencia. Lo mismo puede aplicarse a la mujer y a las personas de la tercera edad pero a estos dos grupos hay otro factor de abuso que sería el abuso financiero. Cuando a la ama de casa se le amenaza con quitarle el gasto si “no haces lo que yo te digo”. O al anciano cuando también se les manipula haciéndoles creer que “son un estorbo y nosotros te estamos haciendo un gran favor al mantenerte aquí”. A todos estos grupos se les puede golpear, gritar groserías y hacerse sentir menos, pero también se les puede ignorar aplicando “la ley de hielo” que es una forma de maltrato en la cual estas anulando a la otra persona con tu desprecio e indiferencia. Con la “ley de hielo” les estas dando a saber que “tú no eres nada para mí, yo sin ti estoy bien, pero tú eres el que necesitas de mi”. Con estos escritos estaremos tocando el tema de violencia intrafamiliar para poder detectar algún error que puede que no nos habíamos dado cuenta y también en El Mercurio se les estará proporcionando las herramientas necesarias para poder modificar estas conductas.

www.mercurioutah.com

Published in: Salud y Bienestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>